Únete a Wargamer MX. Suscríbete a nuestro canal.

La pregunta milenaria que todo entusiasta del modelismo y los wargames se llega a formular es… ¿valdrá la pena comprar un aerógrafo?

La respuesta simple es: si. Aunque muchas veces esto tiene un montón de matices y voy a intentar enumerar la mayor cantidad posible.

De hecho es interesante este paso porque, por lo menos para mi, resultó de que ya no me gustaba imprimar mis figuras con pincel. Sentía que me tardaba demasiado tiempo y eso lo hizo uno de los pasos más engorrosos para mi en el hobby.

Así que recurrí al internet para darme una idea de que aerógrafo me convenía para pintar mis figuras de Warhammer. Investigué por todos lados y llegue a la conclusión de que el Paasche H Series era para mi. Es un aerógrafo de una sola acción (aprietas el botón y la pintura sale por la punta), es de sifón (agarra la pintura de un botecito metálico) y tiene dos puntas, 3mm y 5mm. Es decir, puede pasar sustancias pesadas y ligeras.

Lo compré junto con un compresor Truper para Aerógrafo. Aquí tal vez haya metido la pata porque me habría gustado más (ahora que ya lo sé) comprar un compresor con tanque. Debo decir que el Truper me ha funcionado a la perfección por tres años de uso intenso y sigue vivo, por lo que no me arrepiento de la compra, pero hay mejores opciones.

Si vas a comprar un compresor con tanque, asegurate de que sea “oilless” o que no necesite aceite, porque es un rollo el mantenimiento. También asegúrate de que sea de diafragma.

Paso algún tiempo y me gustó pintar con aerógrafo, pero hubo cosas que mi confiable Paasche no podía hacer, así que busque la solución. Mi papá terminó regalándome de cumpleaños el Renegade Velocity de Badger y la verdad me encantó. Permite pintar pequeños detalles sin problema y es fácil de limpiar, además de que es de doble acción (aprietas botón y lo jalas, esto permite control sobre la cantidad de pintura que expulsa el aerógrafo).

¿Cuándo comprar un aerógrafo?

Esta es una pregunta que a menudo surge y la verdad es que es la definitiva. En algún momento de tu estadía por el hobby vas a descubrir que necesitas pintar más rápido para tener un ejército en la mesa lo más pronto posible y el aerógrafo te brinda esa ventaja.

Yo me cansé de imprimar a pincel y eso fue el detonante. Hay quienes dicen que esperes seis meses para comprar tu primer aerógrafo, otros un año. La verdad es que el tiempo lo decides tu y la confianza que tengas en que vas a poder usarlo y cuidarlo.

Comprar un aerógrafo es una inversión fuerte dentro del hobby, pero realmente vale la pena, así que si estás dudándolo, no lo hagas más. Cómpralo sin remordimiento.

¿Qué aerógrafo y compresor comprar?

Evita a toda costa los aerógrafos chinos de $600 que puedes encontrar hasta en las ferreterías. Tienen problemas de fugas y sus partes plásticas no duran lo suficiente.

Ahora que ya tengo la experiencia de tener dos aerógrafos, te recomiendo que compres uno de doble acción alimentado por gravedad desde el principio. Si tienen la punta muy fina a la hora de imprimar te resultará en que el aerógrafo se tapona y no sale la pintura. Usa un poco de “flow improver” para evitar esto. Así sólo tienes que comprar un aerógrafo y no dos.

El compresor, como ya señalé antes, que sea con tanque. Así no vas a tener que estar cuidando que el compresor se sobrecaliente y se descomponga por un uso continuo y sin descanso.

No compres botes de propelente. Es mejor ahorrar un poco y comprar el compresor.

Conclusión

Así que ya lo sabes, un aerógrafo es una inversión muy valiosa en el arsenal de todo hobbista y wargamer. Tiene una curva de aprendizaje como toda herramienta en el hobby, pero no es nada que la práctica y algunos tutoriales en internet no resuelvan.

Si tienes dudas podemos comentarlas e intentar ampliarlas 😉

Comments

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.